Aristeo Segura
Facultad de Ciencias Químicas, Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, Oaxaca, México, ass@aristeosegura.com.mx

El nombramiento de las autoridades en nuestra Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca Implica un proceso que en algunos de los casos ha sido muy complicado, ya que se ha tenido que recurrir a la Fuerza Pública para garantizar unas elecciones transparentes y pacíficas. Esto se puede observar en las elecciones de los directores de las Preparatorias y Facultades.

Esto demuestra que la ley orgánica que se aprobó en marzo del 1988, a 23 años de distancia, llegó su fin como una normatividad que nos pueda dar vigencia para el futuro de nuestra universidad, especialmente en dos rubros: la forma de elegir a las autoridades universitarias y la distribución del presupuesto.

En el rubro de gobierno, como todos sabemos. Los estudiantes han sido manipulados para favorecer algún candidato de acuerdo a los intereses de las personas que han manipulado a la UABJO por muchos años y que no les importan los intereses de la institución porque han considerado a la Universidad  como patrimonio familiar y esto se ha prestado para desviar los fines y objetivos  de los estudiantes. Generando la creación de grupos porriles para enfrentar a la comunidad universitaria.

En la parte del financiamiento, las Facultades realizan sus presupuestos anuales y cuando se aprueban los recursos financieros, nuestra legislación no es clara y eficiente en su distribución .Propongo que en la nueva Ley orgánica se privilegie a los catedráticos de acuerdo con sus planes anuales de trabajo y que se estimule por la productividad académica con los estudiantes.

Los indicadores antes mencionados  son entre otros más los que nos muestran que es necesario una Reforma a la Ley Orgánica, crear una Ley   que nos posicione como una Universidad que pueda  ser competitivo con pertinencia , eficiente, eficacia y oportuna.

La ley que actualmente tenemos es una Ley que no es flexible y esto lo han aprovechado los grupos políticos para sus fines personales, de tal manera que los académicos no tenemos una garantía para trabajar a largo plazo por nuestra Universidad porque no tienes una certeza de estabilidad y gobernabilidad ya que todo está centrado en la conquista del poder y no del trabajo académico y científico.

No se pueden hacer inversiones grandes para ser competitivo con tus colegas académicos de otras Universidades, la muestra está en que ningún equipo de trabajo de la Universidad está presente en Istmo de Tehuantepec, en donde se está realizando una serie cambios en muchos aspectos, como la de la energía limpia que es la más importante del país. Nuestra Universidad está ausente y hemos visto que otras Universidades nacionales e internacionales han llegado al Istmo. En la UABJO los grupos políticos  solo están pensando  en la próxima rectoría, esto debe terminar y por eso necesitamos  una Ley orgánica que nos deje trabajar a los académicos con libertad y tranquilidad a largo plazo y no continuar  con  desgastantes y luchas estériles. Para corregir estas anomalías propongo un gobierno que esté formado por académicos y administrativos con responsabilidades compartidas. Un consejo académico que gobierne junto con el rector y una junta de gobierno que nombre las autoridades de nuestra Universidad en todos los ámbitos, pero además propongo que nuestra Universidad y la nueva ley orgánica tome en cuenta a los líderes innatos que tiene la UABJO, los capacite administrativamente en las área estratégicas de la universidad para que coadyuven en la administración de nuestra institución y que no sea solamente de académicos.

Propongo también que los coordinadores administrativos y de planeación de las Facultades, Escuela e Institutos sean de carrera para que no se rompan las metas de nuestra institución y su planeación. Considero que con estos elementos en la reforma de la Ley orgánica de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, podríamos estimular a que nuestra Universidad sea competitiva, oportuna, eficiente, eficaz y pertinente.

Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca
“El camino que forma a los grandes hombres”